La Red, in Medellín, Colombia:  Paths of Movement and Transformation

The Ensemble seeks to connect and inform all people who are committed to ensemble music education for youth empowerment and social change.

La Red, in Medellín, Colombia:  Paths of Movement and Transformation

Juan Fernando Giraldo, General Director, Music School Network, Medellín

02-01-2019

La Red is transforming. Based on the achievements of twenty-two years of experience, and on the recognition of its work on improving the quality of life in Medellin, we take on the wonderful challenge of exploring other ways to continue building citizenship through art. The city is a living organism in constant movement, and some of the concepts that nourish our program (childhood, youth, citizenship, and social transformation, among others) are closely related to the rhythm and dynamics of our cities. It is our responsibility to be, rather than perceptive, sensitive to the different realities, since those determine the coherence and relevance of the actions of our program.

Reading the city through constant communication with our students, their families, our staff, and the communities; analyzing their realities in the light of the public policy of culture of the Mayor’s Office of Medellín; maintaining contact with other training programs and workspaces that interact with La Red, such as educational and artistic institutions. All of these activities have allowed us to generate a polyphony in which different voices of the city and the program converge.

In addition to good performers, we seek to train young people who have skills to reflect and create, and who are critical beings, aware of their ability to propose to transform. We believe that identity and diversity are fundamental tools in the process of learning and creating; we promote horizontal leadership models that enable the effective empowerment of children and youth; we build from a horizontal cultural perspective, looking for an intercultural dialogue that respectfully generates scenarios of learning and recognition.

In PBL (Project Based Learning), we have found a path that allows us to integrate these characteristics. A school project is the result of an exercise of collective and participative construction, in which students, families, communities, and staff question the cultural phenomena of their daily lives, and through musical learning and reflection, they make it the articulating axis of the formative experience.

The creation and reflection laboratories are spaces for deepening in specific areas, for the emergence of something new. The laboratory of music creation with an intercultural emphasis is created to explore the multiple ways of understanding and making music, based on technical, aesthetic and conceptual codes from different cultures. The laboratory of Colombian clarinet inquires and reflects on the historic and technical events that generated a particular way of performing and understanding the clarinet in the Andean, Caribbean, and North Pacific regions of Colombia. The laboratory of sound production approaches the new means of sound production from multiple perspectives, relying on composition and improvisation techniques of the 20th and 21th centuries. The laboratory of inclusive pedagogies for neurodiversity is a space for the study and exploration of methodologies to improve attention to populations with different degrees of disability and disorder. From a political perspective, the laboratory of artistic citizenship explores the multiple relationships that are linked between music making and citizen reflection. The harmony rhythm body laboratory explores methodologies that generate and strengthen harmonic, rhythmic and creative skills, through the relationship with traditional popular music and methodologies.

“Medellín Canción Viva” (Medellín, A Living Song) was an exercise of reflection and creation, developed in two of our laboratories (Musical Creation with Emphasis in Sound Production, and Musical Creation with Intercultural Emphasis). This exercise resulted in a 60-minute suite, a sound trip for the culture and music of Medellín. This exercise has been a significant experience for our program and the city, because the city’s young people worked together with our staff and faculty to make it possible. There are many elements within this experience that we could highlight; our preference, however, is to briefly discuss the particularities of conceiving, planning and materializing the USA tour that followed this laboratories.

The conventional ways for music interpretation in large formats start with a specific repertoire previously chosen, and the learning experience is articulated to the degrees of difficulty suggested the repertoire. There is a previous path traveled by a composer or arranger, almost always alone. Since the emergence of the creative field, it has been clear the advantages and ease of walking this path alone. However, when we involve students in the whole process that happens at the aesthetic, technical, and human levels, before getting the scores prior to the first rehearsal; when challenges and difficulties arise, and the learning experience is articulated; when the concepts are transformed into solutions for specific problems, another methodology is in evidence.

The diversification of our music chools is also part of our reflection.  In 2017, we started our first School of Colombian Music in the neighborhood Pedregral. Tango is an important cultural expression in Medellín; since 2008, La Red has had a beginner and advanced tango orchestra. In 2018, we strengthened the learning process by opening the tango school, thanks to the acquisition of five bandoneons, and we are expanding the training offer, including singing and instruments such as guitar and piano.  Music, that communication that allows us to meet one another transcending all kinds of barriers, bonding us in diversity and difference, is still our way of proposing to transform.

Author: Juan Fernando Giraldo, General Director, Music School Network, Medellín

Date Published: 1 February 2019


La Red de Escuelas de Música de Medellín, caminos de movimiento y transformación

La Red se está transformando, a partir de los logros alcanzados en veintidós años de trayectoria, y reconociendo su labor en el mejoramiento de la calidad de vida de Medellín, asumimos el maravilloso reto de explorar otras vías para seguir construyendo ciudadanía a través del arte. La ciudad es un organismo vivo en constante movimiento y algunos de los conceptos que sustentan nuestros programas: niñez, juventud, ciudadanía, transformación social, entre otros, tienen estrecha relación con el ritmo y las dinámicas de nuestras ciudades; es nuestra responsabilidad ser, más que perceptivos, sensibles a sus distintas realidades, pues ellas determinan la coherencia y pertinencia de las acciones de nuestros programas.

Leer la ciudad a través del diálogo constante con nuestros estudiantes, sus familias, el equipo de trabajo y las comunidades; analizar sus realidades a la luz de la política pública en cultura de la Alcaldía de Medellín; mantener contacto con otros espacios formativos y laborales que interactúan con nuestro programa, como instituciones educativas y artísticas; nos ha permitido generar una polifonía en la que convergen distintas voces de la ciudad y el programa.

Además de buenos intérpretes, buscamos formar jóvenes que tengan habilidades para reflexionar y crear, seres críticos y conscientes de su capacidad de proponer para transformar; creemos en la identidad y la diversidad como herramientas fundamentales en el proceso de aprendizaje y creación; promovemos modelos de liderazgo horizontales que posibiliten el empoderamiento efectivo de la niñez y la juventud; construimos desde una perspectiva cultural horizontal, buscando un diálogo intercultural que desde el respeto genere escenarios de aprendizaje y reconocimiento.  

Hemos encontrado en la MABP (Metodología de Aprendizaje Basada en Proyectos) un camino que nos permite integrar estas características. Un proyecto de Escuela es el resultado de un ejercicio de construcción colectiva y participativa, en el que estudiantes, familias, comunidades y equipo de trabajo, se preguntan en torno a algún fenómeno cultural de su cotidianidad, y a través del aprendizaje musical y la reflexión, lo convierten en el eje articulador de la experiencia formativa.

Los Laboratorios de Creación y Reflexión son espacios de profundización en áreas específicas para el surgimiento de lo nuevo; el de Creación Musical con Énfasis Intercultural se ocupa de explorar las múltiples maneras de concebir y hacer la música, a la luz de los códigos técnicos, estéticos y conceptuales de diferentes culturas; pensando también en clave de técnicas y músicas, el Laboratorio de Clarinete Colombiano indaga y reflexiona en torno a los procesos históricos y técnicos que produjeron una manera particular de interpretar y comprender el clarinete en las regiones Andina, Caribe y Pacífico norte de Colombia; el Laboratorio de Medios Alternativos de Producción Sonora aborda los nuevos medios de producción del sonido desde múltiples perspectivas, apoyándose en técnicas de composición e improvisación del siglo XX y XI ; el Laboratorio de Pedagogías Inclusivas para la neuro diversidad es un espacio para el estudio y la exploración de metodologías para mejorar la atención a poblaciones con distintos grados de discapacidad y trastorno; desde una perspectiva política, en el Laboratorio de Ciudadanías Artísticas se exploran las múltiples relaciones que se tejen entre el hacer musical y la reflexión ciudadana; y el Laboratorio Cuerpo Ritmo Armonía explora metodologías para generar y fortalecer habilidades armónicas, rítmicas y creativas, a través de la relación con metodologías de las músicas populares y de la tradición.

Medellín Canción Viva fue un ejercicio de reflexión y creación ciudadano, desplegado en dos de nuestros Laboratorios (el de Creación Musical con Énfasis en Medios Alternativos de Producción Sonora y el de Creación Musical con Énfasis Intercultural) este ejercicio se materializó en una suite de una hora de duración, un viaje sonoro por la cultura y las músicas de Medellín y fue el título de nuestra gira en el 2018 por tres ciudades de los Estados Unidos; ha sido una experiencia significativa para nuestro programa y la ciudad, a través de la niñez y la juventud que de manera colectiva y participativa, junto a nuestro equipo de trabajo, la hicieron posible; hay muchos elementos dentro de esta experiencia que podríamos resaltar, queremos tratar brevemente las particularidades de concebir, planear y materializar un proyecto.

Las vías convencionales para la interpretación musical en grandes formatos inician con un repertorio específico, elegido previamente, y la experiencia formativa se articula alrededor de los grados de dificultad que los repertorios sugieran, de acuerdo al grado de desarrollo y aprendizaje del ensamble con el que se trabaje. Hay un camino previo que fue recorrido, por un compositor o arreglista, casi siempre en solitario; ha sido claro, desde el surgimiento del oficio creativo, las ventajas y facilidades de recorrer este camino en solitario, pero, cuando hacemos partícipes a los estudiantes de todo lo que sucede a nivel estético, conceptual, técnico, humano, espiritual, antes de que llegue la partitura a sus atriles para iniciar el ensayo; cuando a partir de los retos y dificultades que van surgiendo se articula la experiencia formativa, y los conceptos se materializan en soluciones a problemáticas específicas, se evidencia otra vía metodológica; cuando experimentamos la complejidad y la riqueza del reconocimiento de la diferencia, en la construcción colectiva y participativa; cuando nuestros estudiantes proponen, deciden e interpretan el producto de su consenso, vivimos posibilidades concretas de interpretar y traducir a través de la creación artística para sumar voces a la reflexión ciudadana.  

Es un camino para validar otros matices del ser humano; es asumir el conflicto, la incertidumbre, la persistencia, la paciencia como parte esencial del proceso creativo, formativo, vital, ciudadano; es asumir el carácter colectivo y participativo como una vía compleja pero más que necesaria, urgente para nuestro contexto histórico y político

La diversificación de nuestras Escuelas de Música hace parte también de nuestra reflexión, en el 2017 iniciamos nuestra primera Escuela de Músicas Colombianas en el barrio Pedregal, el Tango es una manifestación cultural importante en Medellín y la Red cuenta con Semillero y Orquesta de Tango desde 2008, en el 2018 fortalecemos el proceso formativo iniciando la Escuela de Tango, gracias a la adquisición de cinco bandoneones y ampliando la oferta formativa incluyendo el canto e instrumentos como la guitarra y el piano.

La música, ese medio de comunicación que nos permite encontrarnos a los seres humanos trascendiendo todo tipo de barreras, unificándonos en la diversidad y la diferencia, sigue siendo nuestra manera de proponer para transformar.

El movimiento es una característica fundamental de todo lo vivo, y nuestra Red continúa en movimiento, les queríamos compartir esta pequeña descripción de los caminos de transformación que estamos emprendiendo, agradecemos y celebramos estos espacios para encontrarnos, aprender y fortalecernos, seguiremos conectados y compartiendo nuestras preguntas, retos y hallazgos.    

Share

© Copyright 2021 Ensemble News